domingo, diciembre 30, 2007

Por el Estado laico

Según leo en El País, el cardenal Agustín García-Gasco ha dicho que "la cultura del laicismo", es "un fraude" y que "nos dirigimos a la disolución de la democracia".
Luego Domingo Blasco, del Foro de la Familia, ha aconsejado a los padres lo siguiente: "No dejéis el corazón y la cabeza de vuestros hijos en manos de nadie y menos del Estado"

Yo coincido totalmente con el comenatrio del último. Pero parece que el arzobispo de Valencia no piensa lo mismo, ya que, según entiendo, defiende que la iglesia no deba estar separada del Estado.
Yo he defendido desde aquí muchas veces el respeto por la Iglesia, pero del mismo modo quiero pedir respeto para aquellos que no crean en la Iglesia y no quieran tener nada que ver con la Iglesia. La cultura del laicismo no es ningún fraude, y no conduce a la disolución de la democracia, sino todo lo contrario. Lo que conduciría a la disolución de la democracia es que un fundamentalista religioso como el arzobispo de Valencia dispusiese para si de los tentáculos del Estado para imponer sus creencias sobre los ciudadanos.

La creencias religiosas deben quedar en el ámbito privado, para el que quiera, y pido respeto para todo aquel que quiera profesar alguna confesión. Y pido que la Iglesia no imponga sus dogmas morales y sus creencias sobre el que no quiera creer.

Por lo visto hay mucha gente con tendencias totalitarias. Por ambos lados. Los unos quieren destruir la iglesia para que nadie crea en sus dogmas, y los otros quieren imponer sus dogmas a todo el mundo.

5 Comments:

Blogger Elentir said...

Limitar la expresión de las creencias religiosas al ámbito privado, como pretende el laicismo y como tú acabas de exponer, supone una vulneración directa del Artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que proclama el derecho de toda persona a manifestar sus creencias tanto en público como en privado.

Por otra parte, no considero un integrista religioso al Arzobispo de Valencia. Sí que es una persona de principios firmes, y uno de los Obispos más valiente y, precisamente por ello, de los más odiados por la progresía.

Para terminar, nunca le he oido decir, ni al Arzobispo de Valencia ni a ningún otro Obispo español de los que ocupan actualmente sus puestos, que el Estado y la Iglesia deban confundir sus papeles. Al contrario. La Iglesia Católica es partidaria de la separación entre Iglesia y Estado -lo que suele llamar "sana laicidad"- en contraposición al laicismo, que pretende invadir por el Estado el ámbito de las creencias, impidiendo su expresión pública. No acabo de entender, desde luego, como puede haber liberales partidarios de esta invasión estatalista.

4:06 p. m.  
Blogger Leeuw said...

Elentir,
creo que no has interpretado correctamente lo que yo he escrito. Y no entiendo porqué lo has interpretado así: he manifestado varias veces respeto por la Iglesia, respeto por aquellas personas que quieran procesar alguna confesión y he tachado de totalitario los que quieren destruir la iglesia.

Manifestar las creencias religiosas en público no es lo mismo que tener un Estado confesional. Yo no he dicho que haya que limitar la expresión de creencias religiosas al ámbito privado. He dicho que la profesión de una religión debe quedar en el ámbito privado, es decir, para el que quiera. Si yo no quiero, no tengo porqué estudiar las creencias de la Iglesia. Eso es lo que digo.
Tampoco creo que el laicismo sea lo que tu has expresado. Yo entiendo por laicismo la separación entre las instituciones del Estado y las iglesias u organizaciones religiosas; garantizando la libertad de conciencia además de la no imposición de las normas y valores morales particulares de ninguna religión o de la irreligión.
Yo defiendo esto, otra cosa es que otros usen el laicismo para destruir la iglesia. Al igual que ser ateo, como soy, es simplemente no creer en la existencia de un Dios. Esto lo creo yo, y no tengo ninguna necesidad en que te lo creas tu o cualquier otro. Tu puedes creer lo que te apetezca.

Y lo de que soy "partidario de esta invasión estatalista" no sé de dónde puedes sacar esa conclusión. Por eso te digo que has leido deprisa y corriendo, y no has interpretado bien lo que yo he escrito.

Tampoco hace falta enfadarse por mis ataques al arzobispo de Valencia, porque no estoy atacándole por profesar una creencia o porque sea parte de la Iglesia. Le ataco porque entiendo, por sus palabras, que no le gusta el Estado laico, es decir, aconfesional, y que lo que él quiere es imponer su fe por medio del Estado. Que por otra parte no es nada nuevo en la Iglesia. Yo creo que un creyente puede perfectamente decir lo mismo que he dicho yo sin que eté atacando su profesión. Porque simplemente está defendiendo que cada uno crea lo que quiera, sin que nadie le imponga.

5:30 p. m.  
Blogger Elentir said...

Pues creo que tú también has malinterpretado algo, porque insisto, el Arzobispo de Valencia no defiende un Estado confesional, como tampoco lo defiende la Iglesia. Tampoco le he visto nunca queriendo imponer a nadie sus creencias, y mucho menos al Estado. Eso no significa que, como todo el mundo, pueda opinar y defender aquello que considera mejor para la sociedad.

A mí tampoco me gusta el Estado Laico, lo digo sin rodeos. Pero es que una cosa es un Estado Laico, es decir, basado en el laicismo -como es el caso de Francia-, y otra cosa es un Estado aconfesional, como es el caso de España. La aconfesionalidad de España se basa en el principio de laicidad, de separación entre Iglesia y Estado, y no en el laicismo, que supone la reclusión de las expresiones religiosas al ámbito de lo privado y la invasión por parte del Estado de papeles propios de la Iglesia. En Francia, por ejemplo, los edificios religiosos son propiedad del Estado.

Para terminar, te recomiendo que la próxima vez que quieras valorar en su justa medida las declaraciones de un ministro de la Iglesia acudas a una fuente mejor que El País, que siempre manipula cuanto puede contra los católicos.

7:28 p. m.  
Blogger VICTOR ALFARO said...

"la cultura del laicismo radical conduce a la disolución de la democracia" y sigue un camino que "no respeta la Constitución del 78".
Elentir esto lo dijo el arzobispo de Valencia textualmente, y lo recoge toda la prensa.TODA. http://www.elmundo.es/elmundo/2007/12/31/valencia/1199098537.html
No solo El País.
Saludos cordiales.
Pd: por cierto, la familia no ha vivido mejores tiempos que en la última década, por mucho que se empeñe la Iglesia en decir lo contrario.
¡vivan las familias! ¡todas las familias! (incluída la cristiana)

2:58 p. m.  
Blogger anghara said...

Sobre el laicismo (que, por cierto, fue un invento de un Papa y lo único que quería decir en origen era que había que separa Iglesia y Estado; esto ya se hace en España desde 1978. España es aconfesional. Lo del laicismo del PSOE es otra cosa. Es reducir la religión al ámbito privado, cuando las religiones, per se, son públicas)y la tiranía del consenso:

http://www.arbil.org/tiraniaconsenso.htm

11:31 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home