domingo, noviembre 12, 2006

El proceso en vía muerta

según El País, el diario "independiente" de Polanco:
Horas después de que Otegi ensayara un ofensivo sarcasmo sobre la llamada kale borroka, una jauría de encapuchados intentó quemar vivo a un agente de la Policía Municipal de Bilbao rociándole con gasolina. Ciudadanos decentes lo impidieron. Es un ataque que cuenta con precedentes, como el sufrido en Rentería por un ertzaina cuyo rostro quedó desfigurado bajo su casco ardiente. El intento de repetir ese alarde de barbarie ha puesto de manifiesto lo que hay detrás de expresiones como "conflicto político" y otras esgrimidas para justificar la persistencia del terror.

Lo grave de las palabras de Otegi no fue que insinuara que él puede detener ese terrorismo (y a la vista está que no lo hace), sino que considerase normal condicionar su cese a la impunidad para los que cometen delitos. La suya es la lógica del encapuchado que lanza un molotov contra un objetivo callejero en protesta por la ocupación policial de Euskadi, y cuando llega la policía declara que se ha demostrado la ocupación policial que obliga a lanzar artefactos incendiarios. Otegi no es un adolescente. El martes se cumplen dos años de su famoso discurso en Anoeta, aquel en el que anunció su disposición a sacar el conflicto de las calles y llevarlo a la mesa de negociación, y en el que enunció el compromiso de la izquierda abertzale de utilizar vías exclusivamente políticas y democráticas. ¿Cómo encaja eso con su comprensión hacia las amenazas de ETA de volver a las andadas si no se cumplen sus exigencias? Y si es verosímil que ataques como el de Bilbao no sean organizados directamente por Batasuna, ¿por qué ninguno de sus dirigentes se atreve a pronunciar una sola palabra de condena?

Muy bueno lo de la "lógica del encapuchado". Parece que de algo se enteran, lástima que no se quieran enterar que esta lógica es empleada en muchísimos conflictos del mundo, que sin embargo, El País & company no son capaces de entender o no quieren entenderlo.

También es muy bueno que se enteren de que Otegi y el entorno de ETA es perfectamente capaz de detener todas estas agresiones, pero que sin embargo, prefieren seguir chantajeando, como si contaran con la legitimidad de hacerlo. Lástima que no quieran entender que esto es inaceptable, ya no para cualquier Estado democrático y de Derecho, sino incluso para un presidente dispuesto a reducir de sobremanera el acoso a una banda de criminales propia y normal de un Estado de Derecho sano.

El proceso parece en vía muerta, aunque hay razones de prudencia política para no darlo por fracasado. La principal es que a estas alturas ETA carece de alternativa al abandono de las armas que hasta las bases de Batasuna daban por seguro; y su brazo político no puede ignorar que si ni siquiera es capaz de oponerse a las jaurías de encapuchados callejeros seguirá en (o regresará a) la más estricta ilegalidad; y que no podrá concurrir a las elecciones de mayo, ni siquiera con el disfraz de las tierras vascas .
(énfasis mio)

Supongo que faltará poco para que el proceso de la vergüenza pase de "parecer" a definitivamente estar en vía muerta, y así seguir con lo que un Estado de Derecho debería hacer y no dejar nunca de hacer, por muchas ansias que tenga alguno de ganar el premio Nobel de la Paz, que es dejar actuar a la Justicia, a las fuerzas policiales y seguir con el acoso político de todos los partidos a organizaciones políticas totalitarias y violentas.

1 Comments:

Blogger El Cerrajero said...

Los cachorros de ETA atacan y el grupo PRI$A se pone a hablar del Prestige.

La portada de ayer de El Pís es de vergüenza.

7:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home