martes, enero 16, 2007

El debate en el congreso de ayer

sobre la actitud de la oposición durante el "proceso de paz", o sobre la lealtad de Zapatero cuando estaba en la oposición....mmmm bueno, en realidad era un pleno sobre terrorismo, en concreto el de ETA, aunque Zapatero quiso hacerlo sobre lo anteriormente mencionado. Creo que Zapatero no salió tan mal parado. No dijo absolutamente nada que tuviese que ver con el debate, pero demasiada gente se quedará con lo lo desleal que fue Rajoy y lo leal que fue ZP cuando estaba en la oposición. Era lo que buscaba Zapatero y he de decir que no se le da mal.
Pero esto sirve para hipnotizar al ciudadano de calle, no a las gentes que se dedican al análisis de la política o a la gente al que le guste la política. Saben perfectamente a qué debía haber ido Zapatero y lo que sin embargo hizo.
He de decir que me alegra la editorial de hoy del diario "independiente" de Polanco, en la que, evidentemente, no desprotican contra el presidente, pero que sí es crítico con la actuación de ayer del presidente. Y hay que reconocérselo, porque ni a al diario progubermental se le ocurrió ser tan sumiso, sectareo como lo fueron los demás grupos parlamentarios que no hicieron más que mostrarle su apoyo a Zapatero en sus mentiras y machacar al PP, la única oposición que tiene el gobierno.

La editorial menciona lo siguiente:
[...]faltó que Zapatero ofreciera a Rajoy una explicación de los motivos que le llevaron en su momento a renunciar a un aspecto esencial de aquel pacto: la negativa a negociar con ETA. Rajoy le recordó que en el programa electoral con el que ganó el PSOE las elecciones figuraba el compromiso de aplicar ese principio y de mantener vigente el pacto hasta la desaparición definitiva de ETA.


Bien, al final ni El País acepta pulpo como animal de compañía, es decir, que todos entendemos que la negociación con ETA, que es lo que hizo Zapatero, es radicalmente contrario al espíritu del Pacto Antiterrorista. Reconocemos todos que dicho pacto lo rompió unilateralmente el señor ZP y que en el programa electoral del PSOE no sólo ponía que lo cumpliría, sino que se comprometía "al cumplimiento escrupuloso y estricto". O sea, que reconocemos todos que el presidente les mintió a todos sus votantes y rompió un consenso tan eficaz, básico y de suma importancia él solito.

Sale el portavoz de ERC y le dice a Rajoy que no se quede con la parte que a él le gusta cumlir, que ha de cumplir todas las partes, en concreto la parte que habla de la "voluntad de eliminar del ámbito de la legítima confrontación política o electoral entre nuestros dos partidos las políticas para acabar con el terrorismo". No si ya puestos a echarle morro, le echamos morro todos o la puta al río. Es decir, le dice a Rajoy que mientras Zapatero manda a tomar por culo el Pacto, que Rajoy debe cumplirlo. Esto es; Rajoy, nosotros hacemos lo que nos salga y usted se calla porque así lo firmó en el Pacto.
No es nada nuevo, tal idea es que nos lleva imponiendo el gobierno y sus defensores desde que inició todo este proceso inmoral y desastroso.

Zapatero ha llamado a Rajoy a participar en la reunión de la Comisión de seguimiento del Pacto Antiterrorista, lo cual está muy bien, pero dudo mucho que se lleguen a entender nunca. Supongo que un nuevo consenso llegará después de las próximas elecciones generales, cuando la ciudadanía vote el proyecto de cada uno. Esta vez, la propuesta del PSOE ha de ser sincera.