jueves, febrero 08, 2007

¿Soy cabezota?

Es un tema que he tratado ya varias veces en este blog, con argumentos similares y quizás repetitivos y pesados. Pero por los argumentos que sigo escuchando parece que no entienden lo que digo. Porque teniendo en cuenta lo que digo y reflexionándolo es imposible que se siga diciendo lo que se sigue diciendo.

Se trata de lo que pasa en Irak. He titulado este post preguntando si soy cabezota, porque puede ser que la gente que me lea, incluso en los círculos cercanos al PP, que piense que cómo es posible que no haya mostrado ningún signo de arrepentimiento en mi apoyo, o haya mencionado alguna equivocación, o que incluso no haya cambiado mi opinión al respecto, cuando todo el mundo habla de fracaso estrepitoso y en la prensa anglosajona se califique de forma general la guerra de Irak como “misadventure”. No, no he cambiado de opinión, y sigo apoyando a los EEUU en su estrategia de Irak.
He tenido dudas durante todo este tiempo, pero es que cada vez que lo pienso, sigo creyendo que la alternativa era peor, como pienso que la mayoría de la gente que critica la guerra nunca jamás ha pensado en las consecuencias de la alternativa; aspecto fundamental. Creo que se han cometido numerosos errores, sobre todo durante la ocupación, y que las duras y lamentables consecuencias son las que estamos viendo.
Pienso que si finalmente todo esto fracasa, perderemos todos, absolutamente todos, menos los yidahistas, el radicalismo islámico y el totalitarismo.

Hay gente que piensa que cómo alguien puede apoyar una guerra, cuando lo que producen es destrucción, muerte, víctimas inocentes, dolor, odio etc…Sí, no crean que no me pesa en la conciencia. Pero creo que era totalmente necesario derrocar a Saddam Hussein e intentar instaurar un régimen más o menos democrático, libre y que poco a poco eso conduciera a la properidad y la paz en Irak, y acabar con el fundamentalismo, el odio, que según mi criterio, son consecuencia de tantos años de humillación, retraso, estancamiento, y falta de libertad. Y aunque mucha gente diga que había más soluciones, no es más que un autoengaño para no tener que aceptar la realidad, lo cierto es que la única manera de conseguirlo era mediante una guerra. Es lo que tiene, es lo que hay que asumir y lo asumo.


Pero lo curioso, y por esto va lo que he dicho al principio del post de la falta de reflexión, es que una inmensa cantidad de gente sólo vea esto y no la alternativa.
La alternativa era dejar a Saddam, pero cuando se habla de esto dicen: “Sí, Saddam era muy malo, pero…” Dicen que muy malo, como quien dice que el tabaco es malo, o el que pide perdón pero sin sentirlo. Primero, no creo que sean totalmente conscientes de quién era Saddam y lo que suponía su régimen. Y segundo, no asumen las consecuencias de dejarle, sabiendo lo que suponía o no. Es que sinceramente, si uno sabe lo que de verdad era el Irak de Saddam y las consecuencias, esto debería crear un cargo de conciencia enorme, tal que si bien es perfectamente lógico que alguien elija esta opción como mal menor, lo que no es posible es que sabiendo esto, alguien se pase el día insultando a Ansar, Bú y Bliar. ¿Cómo es posible? ¿Cómo es posible que con el cargo de conciencia que debe dejar apoyar dejar el régimen genocida de Saddam como mal menor, se insulte a los que apoyaron otra alternativa? Es que eso no es posible. Sólo los que no recibieron toda la información y no reflexionaron, pueden insultar sin inmutarse por lo que ellos apoyaron.

El régimen de Saddam no era, al contrario de lo que dicen muchos, una dictadura más de las que hay en Medio Oriente. Si bien las dictaduras de alrededor son crueles, opresores, fanáticas y cuya real crueldad desconozamos verdadermante, el régimen iraquí contaba con un nivel o niveles mayores. Saddam no era un dictadorcillo más, era un carnicero, un dictador brutal que debe ser incluido entre los más crules de la historia, posiblemente no muy lejos de Hitler (figura que admiraba, por cierto), Stalin o Mao.
No se trataba de un simple partido único que encarcelaba a sus opositores, que cerraba y censuraba medios contrarios. No, no se autoengañen. Saddam invadió dos países porque quería ser el gran emperador de Mesopotamia y el nuevo gran heroe árabe que llevaría a la Gran Arabia a la gloria. Gaseó poblaciones enteras de Kurdos y Shies, aplastó brutalmente a las rebeliones y no dudó en usar a niños y mujeres como escudos humanos para detenerlos. Si un niño no confesaba dónde estaba su padre, se le rociaba con gasolina y se le prendía fuego. Ataban a mujeres y niños a los tanques para que los rebeldes shies no disparasen contra ellos. Usó las técnicas de tortura más bestias que existiesen, y no sólo a sus opositores, sino incluso al equipo nacional de fútbol iraquí si les ocurría perder un partido.

¿Bush es un asesino? ¿Y ustedes, que apoyan lo anterior, qué son?
No se digan a sí mismos que ustedes nunca apoyaron esto, claro que entiendo que no lo apoyaron concienzudamente. De la misma manera que yo no apoyo la destrucción y las víctimas inocentes que deja una guerra. Pero asumo lo que hay y sus consecuencias. No vivimos en el mundo de yuppie donde crecen los billetes de 500 euros de los árboles y llueven monedas, donde las casas están hechas de vainilla y chocolate y donde todos somos muy guapos y elegantes. Vivimos en un mundo de mierda, injusto donde se han de tomar decisiones difíciles, donde no hay solución buena, sino la menos mala.

Una vez consciente de lo que se apoya, me podrían hacer el favor de reflexionar de qué positivo iba a traer esto a Irak. Dudo mucho que hayan llegado a pensarlo, pero ¿qué creen que hubiera pasado? ¿En serio hay alguien que se crea que Saddam hubiera podido decidir algún día en empezar un estado de derecho e instaurar una democracia liberal? Lo más probable es que Saddam hubiese seguido aplastando a su gente como lo había hecho hasta ahora, ante la indiferencia de los concienzados pacifistas de salón. Photobucket - Video and Image Hosting

Muchas cosas podrían haber pasado si Saddam hubiera permanecido en el poder, y mucho más después de Saddam. Es imposible saber qué es lo que hubiera pasado. Pero eso no significa que no haya que analizarlo y reflexionarlo. Desde luego dudo que alguien pueda pensar que pudiera pasar algo positivo. Más bien creo que después de años y más años de opresión, estancamiento y miseria, se hubiera desatado una guerra civil.
Pero bueno, no es importante lo que yo crea. Me parece más interesante saber qué creen que hubiera pasado si Saddam hubiera permanecido en el poder. Yo, a los contrarios a la guerra, les invito a que expongan sus reflexiones en los comentarios.
Alguno me dirá que es irrelevante lo que hubiera podido pasar. Es irrelevante ahora, que no se va a dar el caso. Pero en el momento de decidir su posición sobre la guerra era relevante, porque se debería pensar qué es lo que se está apoyando y a dónde llevará.

Yo, de verdad, creo que jamás lo habían pensado. Sólo miran en una dirección, pero no en la otra.
Como ha he dicho antes, no me importa que alguien crea que dejar a Saddam era el mal menor, y que invadir Irak fuese un error. Pero debe asumir lo que apoya, ya no sólo para mostrar un poco de honestidad, sino sobre todo porque sólo así se puede sacar una buena conclusión.

2 Comments:

Blogger Ruby Marmolejo said...

"Ante la libertad de premiar, está la libertad de rechazar el premio, y este Micrófono de Oro lo rechazo porque no quiero estar en el mismo palmarés que un personaje cuya concepción de la radio es por completo ajena a la mía. Yo respeto mucho esta profesión, y la forma que tiene esta persona de llevarla a cabo me ofende. No es la radio que a mí me gustaría para este país. Se puede optar por la discrepancia en silencio, pero yo he optado por decir en voz alta que no soporto estos premios salomónicos que tratan de honrar colores imposibles. Así tratan de decir que todo vale, y poco a poco se va pudriendo el periodismo. Y quería dejar clara mi discrepancia. En voz alta".

Andreu Buenafuente ha rechazado un premio porque en el palmarés también estaba Jiménez Losantos.
Así se hace, arrinconemos a la gentuza.

7:57 p. m.  
Blogger ZapatoVelozz said...

Exactamente, arrinconemos a los titiriteros como Buenafuente.

Ánimo Federico, demuestrales a esa gentuza de la farándula que los tienes bien puestos y ven a Ponferrada a recoger tu merecido premio.


Respecto al tema verdadero del post, yo tambien apoyo a los EEUU.

Saludos antizETApé

4:08 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home