sábado, enero 27, 2007

La alcaldesa de Ciempozuelos no es que sea anti-semita

Menudo espectáculo degradante con el que nos ha vuelto a obsequiar el socialismo español. La alcaldesa de Ciempozuelos, Susana Gordillo, ha decidido cambiar el Día de la Memoria del Holocausto por la "conmemoración del genocidio palestino".
Se me ocurren muchas cosas que decir, porque esto es una muestra más de eso de "no soy anti-semita, símplemente critico al gobierno israelí" o "no soy anti-semita, sino anti-sionista" es, símplemente, mentira. Porque los 6 millones de judíos que fueron asesinados de la forma más inhumana posible tenían poco o nada que ver con el gobierno israelí o con el sionismo. Pero lo más destacable de esto no es que la Alcaldesa sea anti-semita, una ignorante y una subdesarrollada mental. Sino que es que es una persona inhumana. Porque los seis millones de judíos masacrados ante la pasividad de occidente, sobre todo y antes de todo, eran seres humanos.
Semejante tragedia y vergüenza merece ser recordado, no por su condición de judíos, sino porque eran seres humanos. Hoy, sábado 27 de enero, se celebra en todo el mundo, el Día de la Memoria del Holocausto, simplemente para recordar lo que pasó con un grupo de seres humanos. Por tanto, la Alcaldesa, aparte de ser anti-semita, es, además, una persona inhumana.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

No nos deberiamos de sorprender de estas acciones por parte de los socialistas, al fin y al cabo son personas muy poco preparadas y mucho menos para mantener cargos publicos.

4:01 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home