lunes, abril 04, 2005

De un ateo a otros ateos

Tras la muerte del Papa, se han vertido todo tipo de opiniones sobre el Papa, afortunadamente, la gran mayoría, iban con sentido positivo. Desgraciadamente, los hay también negativos. Hay personas que criminalizan al Papa por su conservadurismo en temas como la eutanasia, el matrimonio homosexual y su rechazo al uso del condón. Aluden, como siempre, a la pobreza y a la cantidad de personas que mueren cada día para no sentir ninguna tristeza ni admiración al Papa.

Yo soy ateo, así que no sigo los dictados de la iglesia, y tampoco me gusta que rechacen el uso del condón. A esto último he de decir también, que aunque no esté de acuerdo con la negativa a su uso, entiendo que la iglesia se niegue a su uso. Ya que creo, que tiene mucho que ver con la importancia de mantener la libre reproducción de la vida, asegurar la existencia de la humanidad.

Me gustaría decir que, aunque, a mi parecer, la iglesia tenga cosas negativas, visto de forma global sólo tiene cosas positivas. El poder de la iglesia para alegrar la vida a las gentes, sobre todo a los más pobres, es impresionante, y ha ayudado a los pobres mucho más que todos los comunistas y todos los socialistas, que dicen defender a los más desfavorecidos, juntos. El Papa, ha hecho infinitas veces más por los pobres, que todas las intenciones que podría inventar la propaganda izquierdista junta. Hablo de la propaganda, porque mientras éstos salen defendiendo a los pobres, la realidad es que no han hecho más que perjudicarles.

El poder de la fe y la esperanza que transmite la iglesia y el Papa, es lo que hace que millones de personas sean felices, les animen a seguir, y puedan acudir a un poder divino, que les podría ayudar.
Yo no creo en ese poder divino, pero sí que creo en el poder de la fe, que se transmite a otras personas, que hacen su vida más feliz.
El sentimiento de esperanza es uno de los más importantes. No tener esperanza, es como estar acabado. Por eso, aunque hayan personas que vivan realmente mal y sufran como nadie, si se les puede dar esperanza, pueden llevar mejor su vida, y problamente, por su continuado esfuerzo en creer en esa esperanza, les haga conseguir sus fines.

Echar en cara la prohibición al matrimonio homosexual, la negativa a la eutanasia etc... ante el bien que ejerce la iglesia sobre millones y millones de personas es realmente estúpido. Como es también, repetir sin cesar que dónde están las Armas de Destrucción Masiva, ante el sentimiento de esperanza que ahora tiene el pueblo iraquí.
A veces, los razonamientos de la izquierda son tan simplones, que uno no puede más que compadecerse por ellos.

5 Comments:

Anonymous Alfaro said...

Ey!! que ilusión me ha hecho ver tu "comentario" en mi blog...ya se quien ereeees! tu nombre empieza por "R", si o si?
Bueno, me pasaré por aquí a menudo, porque ya sabes que me encanta leer opiniones políticas de personas que no piensan como yo, pero que ante todo son buena gente, y peronas que tienen convicciones fuertes...como es tu caso.
Un abrazo fuerte, me pasaré de vez en cuando!

5:24 p. m.  
Blogger Leeuw said...

Efestiviwonder, víctor. Has acertado, jeje.

Ya me dijo el pajarito parlanchín que te iba a gustar.

Pásate cuando quieras, y comenta lo que quieras.

Saludos, compi bloggero!!

8:17 p. m.  
Blogger Duchiver said...

Decir que llevar ilusión y esperanza a lor pobres es hacer algo por ellos da risa porque que yo sepa, la ilusión no quita el hambre. Eso sí, prometer a un tercermundista que en el Más Allá se saciará es una técnica de dominación muy buena. "No te preocupes de tu miseria aquí que cuando mueras irás al paraíso y allí tendrás pan y peces, o las no se cuántas fulanas de los moros, etc". Muy bueno, de verdad. Da tanta risa como el talante de ZP o la inocencia de Acebes. A ver, los pobres, pobres son y pobres se quedarán porque a nadie nos importan. Yo al menos, no estoy dispuesto a hacer sacrificios. Uy, ahora seguro que Cristina Almeida me denuncia...
Un abrazo!

3:35 p. m.  
Blogger Uno_mas said...

La iglesia católica es una institución muy mal reconocida, decir que sólo lleva ilusión a los pobres, o que trata de “dominar” es algo que muestra un desconocimiento prácticamente total de la obra de la iglesia en el mundo, una obra que hace que los cristianos o afiliados a organizaciones cristianas aporten cientos de millones de dólares al año en diferentes obras caritativas a lo largo y ancho de todo el mundo.

La revista Época publicaba en su edición del 21 de Noviembre del 2004 lo siguiente:
“La Iglesia católica ahorra al Estado más de 31.000 millones de euros”
-Su labor educativa costaría a la sociedad algo menos que los tres ministerios españoles más caros-

Y posteriormente publicaba:
“La ayuda económica de la Iglesia española a las víctimas del maremoto duplica a la del Gobierno”
-Cáritas, con siete millones de euros, ya supera los cinco que ha destinado el Ejecutivo socialista para donaciones.- (dichas donaciones del gobierno, además eran microcréditos, es decir... el ejecutivo Socialista es “caritativo de huelva”, vamos!, de ida y vuelta).

Estas obras están mantenidas “exclusivamente” por cristianos, afiliados a organizaciones cristianas, o por aquellos que hacen donaciones a la Iglesia...es decir...todas estas obras, y muchísimas más que no menciono, están mantenidas POR LA IGLESIA. ¿Se imaginan ustedes que sucedería si las tuvieran que mantener exclusivamente los gobiernos?, Me imagino las caras de muchos “solidarios” progresistas al ver que sus impuestos suben en pro de la caridad....vamos..vamos...no hay más que verlo.

La Iglesia puede resultar conservadora, pero lo cierto es que es una religión abierta, y parece que no somos conscientes de que esta institución es gigantesca, y está compuesta de seres humanos, por lo que hay DE TODO, sí, también radicales conservadores, fanáticos, malas personas, no son la mayoría (por mucho que algunos se esfuercen en decir que sí), pero al ser una institución tan grande, tienen su peso. Y además con tanto “peso” le cuesta moverse, pero lo cierto es que se mueve y cada vez se esfuerza más en seguir su misión, que es servir a los demás.

Lo del condón tiene miga, porque en muchos aspectos está “intencionalmente” tergiversado, la iglesia moderada, la de verdad, en sus tesis no “demoniza el condón, en sí” si no la vida de promiscuidad a la que se puede entregar uno por su uso. La gente clama al cielo porque claro, eso es desproteger contra las E.T.S., pero es bien conocido que en muchas misiones de los países más afectados por el sida, son los religiosos los que dan condones para frenarlos. ¿Alguien seria capaz de negarme que en un mundo utópico en el que nadie fuera “promiscuo”, el condón solo sería un mero objeto de “placer” sin “responsabilidades”?...Pues a eso se refiere la iglesia, a que el uso del condón no ha de ir unido a una perdida de moral.

Otra cosa bien distinta, es decir, pues esa posición me parece anticuada, y me parece legítimo, pero también es legítimo defender la moral de la no promiscuidad, aunque considero que la Iglesia debería acercarse más a las realidades de nuestra sociedad y juventud, también me parece bien que la Iglesia se comporte como una tutora que te marca guías de comportamiento, pero sin fanatismo, es decir, sujetas a matizaciones, “ni tanto, ni tan calvo”...Una cosa es que cuando te eduquen te digan, “Beber está mal, no bebas alcohol” y otra cosa es que con el tiempo comprendas que esa norma está referida a que TODO EN EXCESO ES MALO...pero que una copita de vino en la comida, o unos cubatas de fiesta (sin coger coche)...pues no dañan a nadie...otra cosa es hacerse un alcohólico..eso trae problemas...creo que a buen entendedor...

Es innegable que la Iglesia tiene que mejorar, pero sin duda, su labor ha sido, es y seguirá siendo ENCOMIABLE, aunque ella no presuma y además intenten negarle todo el bien que hace.

Un saludo.

11:56 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Pajarito parlanchin????pero bueno leewu......cada vez vamos mejorando los nombres, jajaja!!! un bxito muuuuuuy grande y cuidate

Fdo: antigua Heidi

9:31 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home