martes, febrero 19, 2008

Fascistas perdidos

Estas cosas no son nuevas. Me refiero a las agresiones sufridas por María San Gil, Dolors Nadal y hoy mismo Rosa Díez. Tampoco es algo aislado, ni los energúmenos son de todos los signos, ni las víctimas tampoco. Son siempre los mismos: los nazionalistas, la extrema izquierda y el movimiento de la izquierda en general. Siempre con el mismo "argumento": Fascista, fascista, fascista, fascista.... su capacidad intelectual no llega a más salvo para expresar un "ojalá te maten" o algo en ese sentido.

Los dirigentes políticos de la izquierda tienen un problema, pero no lo ven porque están demasiado ocupados culpando a otros de la crispación y seguir viendo esto como casos aislados que se producen en cualquier ámbito político. Tampoco me extraña, y considero que hay que hacer un esfuerzo de comprensión. Primero de todo, no hay que olvidar que la izquierda está huérfana de principios y referentes. Su política se basa en el progreso social, con el que muchas veces estoy de acuerdo, pero sin medir ni conocer su verdadera necesidad y sin evaluar los tiempos. Su política económica se basa en aceptar el sistema capitalista pero interviniendo en lo que crean necesario. No hay una línea general común, sino que el grado de intervencionismo cambia según el tiempo y el lugar. Otro aspecto característico es el intervencionismo social, creen que los malos comportamientos, o incluso los malos pensamientos se pueden evitar imponiendo leyes... muchas leyes, pero cuya consecuencia penal puede cambiar según consideren, llegando incluso a no aplicarla.

Como no saben muy bien lo que hacen, ni porqué, pero saben que deben dar una alternativa política, muchas de sus acciones simplemente se basan en hacer lo contrario de lo que hizo el partido de la derecha.
Entonces no nos extrañemos que esté pasando lo que está pasando actualmente. Tampoco hay que extrañarse que esos que llaman fascistas a los demás, vacíen de contenido y significado el concepto fascista y no sepan realmente lo que es. En alguna otra ocasión he dicho que deberían leer los puntos principales del pensamiento fascista y lo comparen con sus propios puntos de vista; verán que tienen mucho en común. Mucho más que los puntos en común que pudieran tener dirigentes de derechas. Aunque realmente no hace falta, su comportamiento indica un alto grado de fascismo.

Sobre ello hay aquí un artículo bastante interesante donde hace ferencia a un libro que trata sobre el fascimo y la izquierda.

1 Comments:

Anonymous Maya said...

Que asco de país, en el que un ciudadano honrado no puede expresar libremente su opinión sin temor a ser linchado.

Esto cada vez se parece más a la España del 36...

5:09 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home