domingo, abril 17, 2005

Fascistas los unos, pacifistas los otros

Unos ultras, fascistas, intentan agredir a Carrillo:
La embestida de los chicos de la Falange se inició nada más llegar Carrillo -el objetivo number one del rebaño ultraderechista- a las puertas de la librería. Los panfletos advertían: «Asesino.Genocida. Ni olvido, ni perdón. La Falange». Dice María Antonia Iglesias que eran «en torno a un centenar». Andrés Galdón, director general de Crisol, otro de los heridos, comenta que serían unos 30 o 40. Da igual cuántos fueran. El caso es que proferían «asesino, asesino» y que iban como quien sale a cazar.
Estos últimos son fascistas violentos. Pero lo curioso es que los responsables de los siguientes actos son pacifistas:
36/3/03:
El candidato del PP a la alcaldía de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, ha sufrido una "pequeña brecha" en la cabeza durante la protesta de los pacifistas contra la guerra que ha tenido lugar en Reus (Tarragona). Le han arrojado macetas, huevos, tomates y botellas.
12/3/04:
“Pequeños incidentes anecdóticos a pie de página”. Así calificaba la Cadena Ser la agresión sufrida por Josep Piqué y Rodrigo Rato durante la manifestación del 12-M en la que tuvieron que abandonar la marcha escoltados por la policía.
4/4/03:
Las piedras y los huevos han dejado paso a las bombas incendiarias. Tres cócteles molotov han impactado contra sedes del PP en Pontevedra y en la localidad de Moraña, así como en la oficina de la Dirección general de Estructuras pesqueras de la Xunta, en Santiago
21/3/03:
Los pacifistas queman barricadas en Madrid y tratan de asaltar la sede del PP

Hay una lista completa de estas agresiones en Libertad Digital.
Pero lo que me sorprende es que unos sean unos fascistas, que ciertamente lo son; sus actos así lo demuestran. Pero los otros son simples pacifistas. Creo que habría que llamar a cada cual por su nombre. Los de las agresiones a driigentes del PP, o a sedes del PP son fascistas también por mucho que lo hagan en nombre de la paz.

Por otra parte, ZP debería preguntarse por qué sucede todo esto, por qué está la sociedad tan crispada. Sus voceros intentan manipularlo de tal manera para que la culpa sea de otros, como hace en su editorial de hoy:
Los agresores de ayer no habrán leído el libro, pero escuchan cada día los mensajes apocalípticos de predicadores airados que incitan desde las ondas y otros medios al odio y la revancha, difundiendo teorías maniqueas y descabelladas sobre la historia reciente, y que dicen entender la actitud de los ultras que se manifiestan a gritos y brazo en alto contra la retirada de una estatua del dictador.
Igual ZP se cree sus propias mentiras, pero espero que recapacite, porque esto no es culpa de los "predicadores airados que incitan desde las ondas", como dicen sus voceros.

3 Comments:

Anonymous Gemuina said...

Estoy de acuerdo contigo plenamente : esto no es culpa de los "predicadores airados que incitan desde las ondas", como dicen sus voceros. No es bueno la mentira ante semejantes hechos.
Un saludo

3:40 p. m.  
Blogger Der Spieler said...

Muy bueno, Leeuw.

4:56 p. m.  
Blogger liberal said...

Forma parte del Manual del Perfecto Progre: pervertir el significado de las palabras supone vencer en la guerra permanente en la que se encuentran. Los fascistas llaman fascistas a sus víctimas (estamos hartos de verlo en el País Vasco o en Cataluña), los manifestantes agresivos se autoproclaman pacifistas, los que no permiten ninguna opinión contraria a la suya tildan de intolerantes a quien ose pensar diferente...El mundo al revés y lo que nos queda. Gracias a Luis I. Gómez por llevarme a este nuevo espacio de libertad.
http://www.serlibre.blogspot.com

5:48 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home